La oración

Cuando el corazón está seco y árido, desciende sobre mí resuelto en lluvia de bondad y de frescura.
Cuando la vida, borrada su gracia, se haga dura y torva, ven a mí en floración de cantos.
Cuando el tumulto eleve en todas partes su vocerío y su ráfaga, aventándome lejos, por el suelo, ven a mí, Señor del silencio, con tu paz y tu serenidad.
Cuando mi corazón miserable solloce abandonado en un rincón de su cárcel, abre de paren par la puerta con tu aliento, Rey mío, y ven a mí con la gloria de un rey.
Cuando el deseo ciegue mi espíritu, con su ilusión y con su polvo, Tú, el solo santo, Tú, el vigilante, ven a mí con tu relámpago y tu trueno.

 

No puedo ofrecerte una sola flor…

No puedo ofrecerte una sola flor
de todo el tesoro de la primavera,
ni una sola luz de estas nubes de oro.
Pero abre tus puertas y mira; y coge,
entre la flor de tu jardín,
el recuerdo oloroso de las flores
que hace cien años murieron.

¡Y ojalá puedas sentir en la alegría de tu corazón
la alegría viva que esta mañana de abril te mando,
a través de cien años, cantando dichosa!

Edición de la Editorial  Aguilar (Biblioteca Premios Nobel), versión de  Zenobia Camprubi de Jiménez, esposa del poeta Juan Ramón Jiménez. 

Rabindranath Tagore nació y murió en Calcuta y en día 7; vivió entre mayo de 1861 y agosto de 1941. En España está asociado a la poesía lírica gracias al impulso de Juan Ramón Jiménez (de quien esperamos compartir pronto algunos poemas también) y sobre todo a su mujer Zenobia Camprubí porque fue su principal traductora al castellano. Desde pequeño estuvo vinculado con el arte, en una atmósfera de publicación de revistas, representaciones musicales y teatrales. Su hermano mayor fue también un poeta y filósofo muy respetado y otro de ellos, músico de gran talento. Poeta y filósofo del movimiento Brahmo Samaj y posteriormente convertido al hinduismo. Desde muy pronto estuvo abierto y en contacto con Europa. Estudio en Inglaterra, en el University College de Londres, pero solo durante un año. Le costó acatar las rígidas normas del sistema inglés y a la vez la estricta interpretación de la tradición religiosa hindú. Ahí, en ese “entre”lo uno y lo otro, se fue gestando su alma y acción poética. De hecho revolucionó la poesía bengalí con El hogar y el mundo y Gitanjali y el impulso de su voz logró reformar y modernizar la concepción del arte que hasta entonces estaban vinculadas al clasicismo. Fue muy crítico respecto a la europeización de la india. Obtuvo el Nobel de Literatura en 1913 (primer europeo en recibir este reconocimiento). Cultivó prácticamente casi todos los géneros literarios, desde la poesía Cantos del crepúsculo y Cantos de aurora(1882-1883), La ofrenda lírica (1910) a la autobiografía Recuerdos de mi vida(1912), novela La casa y el mundo(1915) el drama El cartero del rey(1912) y el ensayo La realización de la vida(1912) con una verdadera y cara comunión con el espíritu muy inspirado por los libros sagrados de la antigua india, 200 entre el siglo VII y comienzos del XX, las Upanishads.

SI QUIERES SABER SOBRE ENCUENTROS O NUEVAS ENTRADAS